Espacios

Política y Sociedad
Pensamiento Filosófico
Arte Poética
Novelas y Cuentos
Narrativa Erótica
Cartelera y Concursos
Nuestra Santa Casa
Conócete Mejor Hazte tu TEST

Test de Inteligencias Múltiples(Howard Gardner)

Calcula tu C.I.
(Coeficiente Intelectual)

Nuestro Test ha sido realizado un total de 33727 veces. La puntuación promedio es de 95.52 y por ahora la puntuación más alta registrada es de 153 .

Nivel

Puntos

Tests

Porcentaje

Superior

más de 140

210 0.62 %.

Excelente

131-140

637 1.89 %.

Bueno

111-130

8256 24.48 %.

Normal

91-110

11060 32.79 %.

Flojo

71-90

8173 24.23 %.

Inferior

menos de 71

5391 15.98 %.

Reflexiones sobre la soberanía nacional a partir del art. 1.2 de la Constitución

autor.: cejuanjo

Remitido el 12-06-19 a las 03:16:07 :: 42 lecturas


Dispone el art. 1.2 de la Constitución que la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. De entrada no parece que haya ningún problema. Pero ahora imaginemos que el art. 1.2 de la Constitución dispusiera justo lo contrario o no dispusiera al respecto nada en absoluto. ¿Qué efectos tendría esto sobre la soberanía? ¿Dejaría de ser soberano el pueblo español suponiendo que efectivamente lo sea? ¿Es entonces soberano el pueblo español porque lo dice la Constitución?
Para abordar las cuestiones anteriores hace falta primero aclarar que es eso del pueblo español. En principio se podría suponer que le pueblo español es la suma de todos los españoles existentes y por tanto cada uno de esos españoles existentes sería titular de una parte si se quiere mínima de soberanía. Sería una soberanía parciaria o por cuotas, algo así como la propiedad romana. Pero no se dice que la soberanía nacional resida en los españoles, en cada uno de los españoles. Se dice que reside en el pueblo español. Por tanto lo que se considera no es una soberanía parciaria o por cuotas sino una soberanía mancomunada, germánica. Una soberanía que sólo puede ejercerse en modo conjunto y además por un sujeto cuya identificación no forma parte de la realidad de lo existente – realidad de lo existente integrada por españoles concretos – sino de la realidad de lo jurídico. La expresión pueblo español es ante todo una creación del derecho, una formulación de la Constitución y que la propia Constitución necesita para situar un titular al que atribuirle lo que también ella misma llama soberanía nacional.
La soberanía nacional es algo que la Constitución atribuye a un sujeto que ella misma crea que es el que llama pueblo español. Es por tanto una soberanía aparente, no real. La soberanía real se localiza en aquel que tiene capacidad para atribuirla el cuál obviamente no es otro que la misma Constitución.
Esto explica entre otras cosas que cuando se intenta llevar a la práctica lo que se supone sería la soberanía nacional - que es la decisión de formar o no formar parte de una nación entre otras cosas – el intento tropiece con la Constitución misma, como en forma clara se percibe en el conflicto catalán. Los catalanes, cada uno de los catalanes, no son soberanos aunque sean españoles. Y quien dice los catalanes dice todos los demás, esos todos los demás en los que el conflicto de la permanencia aún no se ha suscitado pero puede suscitarse.


   Respuestas 1


titulo.: Re.: Reflexiones sobre la soberanía nacional a partir del art. 1.2 de la Constitución

autor.: Invitad@

Remitido el 13-06-19 a las 09-55-54


Quiero centrar mi comentario en el aspecto mágico religioso del asunto dejando para otra ocasión otros aspectos que también me parecen importantes. O al menos sugestivos.

La Constitución Española, como cualquiera otra dicho sea de paso, es algo parecido - o si se quiere equivalente - a la Biblia. Por ejemplo...

La Biblia es un libro sagrado que lo contiene todo para realizar el plan salvífico y llegar con ello a Dios. La Constitución también es un libro sagrado comprensivo de todo lo que se necesita para alcanzar la democracia. Ni fuera de la Biblia existe salvación ni fuera de la Constitución existe democracia.

La Biblia tiene un origen mágico: fue escrita o inspirada por Dios. La Constitución tiene también un origen mágico: la voluntad popular Quienes participamos en el camelo de 1978 sabemos que es tan cierto lo uno como lo otro Y quienes simulan creer fervorosamente en ello comparten esa misma convicción

La Biblia es de Dios pero la interpreta la Iglesia mediante el agente sacerdotal La Constitución es del pueblo pero la interpreta el Estado mediante el agente político Los curas viven de la Biblia y los políticos viven de la Constitución Y si algún día por lo que sea se demostrase que Dios no existe ni la soberanía nacional tampoco habría que inventárselos porque si no se inventan todos los que viven de eso no tendrían de que mantenerse

Finalmente la Biblia y la Constitución actúan como ejes argumentales de la cohesión social

  Indice  Mensaje Nuevo

:: Escribir Mensaje

Usuario.:
Contraseña.:

Título.:

Mensaje.:

 

Diccionario de Derecho Español

En estos momentos tenemos 2640 términos o expresiones jurídicas incluidas en nuestro Diccionario.

Prohibición de regreso

Derecho Civil

(Síntesis Tesis Doctrinales)

Criterio por el que se excluye la imputación en aquellos casos en que la causa ha sido puesta por quien no tiene porque responder de un resultado que produce directamente un tercero. Ejemplo: abandono mi paraguas en un comercio y A coge el paraguas para agredir a B

Buscar Término o Expresión
 

Buscar por Cadena de Texto

por Ambito Normativo

Iniciales

Proponer Término o Expresión


 

Pagina nueva 1


Visitas Hoy.: 57 :: (141 Visitas Previstas) :: Total visitas desde 01/01/2009.: 47299

Aviso Legal :: Reglas de Participación Como usa Google tus datos en esta web