Algunos Comentarios sobre el llamado Coeficiente Intelectual (abreviadamente CI)

Algunos Comentarios sobre el llamado Coeficiente Intelectual (abreviadamente CI)
Algunos Comentarios sobre el llamado Coeficiente Intelectual (abreviadamente CI)

autor.: cejuanjo

Remitido el 03-04-12 a las 05:09:43 :: 4100 lecturas


El coeficiente intelectual (abreviadamente CI) es algo así como la longitud de la polla ( abreviadamente LP), medida de la que vendría a distinguirse porque en el primer caso estamos hablando de una puntuación y en el segundo de una magnitud. Pero vamos, en todo lo demás no hay demasiada diferencia. Así no parece descartable en una mayoría cierta curiosidad por conocer cuanto miden una y otra, conocimiento que quizá sea difundido cuando las cifras sean motivo de orgullo. También se percibe analogía entre el ajeno hazmerreir que suscita el que se apoya una regla en los huevos para ver hasta donde le alcanzan los centímetros y el que paga SMS para que ponerse al corriente de los centímetros que le mide su coeficiente intelectual.

El anterior exordio encuentra origen en el listado de famosos superdotados que hoy publica el portal terra. ¿Sabía usted – por ejemplo – que Marilyn Monroe (164) estaba más superdotada intelectualmente que Amadeo Mozart (153)? ¿O que las facultades mentales de Hitler eran altísimas (141),… aunque desde luego bastante menos que las de Sharon Stone que con su 152 se pone casi, casi, a la altura de Mozart? Ante estos asombrosos datos que en sucinta reseña aquí ofrecemos uno se pregunta quien cojones puede tomarse en serio una historia como la del Coeficiente Intelectual. ¿Hubo algún psicólogo que se lo midiera a Hitler? ¿Existió algún viajero en el tiempo que retrocediera desde 1912 (año en que el psicólogo alemán William Stern emplea por primera vez la expresión Coeficiente Intelectual) hasta el tercer cuarto del siglo XVIII para medirle el coeficiente intelectual a Mozart? ¿Cuándo y como se descubrió que Marilyn Monroe era más inteligente que Mozart? Vacilaciones todas ellas – y desde luego podrían suscitarse bastantes más – que corroen la consistencia lógica y socavan la fundamentación científica de tales métodos y de sus valedores.

Como remate de esta plática que pienso ilustra la solidez y certeza del CI está el llamado efecto Flinn. En 1999 este sabio profesor neozelandés descubrió que los puntos del CI subían pausadamente a razón de tres puntos por década (Flynn, 1999). Las paridas con que se han intentado explicar tales progresos han incluido la mejor nutrición, una tendencia hacia familias más pequeñas, la mejor educación, una mayor complejidad en el ambiente y la heterosis (Mingroni, 2004). ¿Dónde esta el error? El error está en Telecinco. Siéntate delante del televisor, mira telecinco y piensa: ¿puede afirmarse sin horror, terror y rubor que el promedio mental del hombre de hoy supera al de las generaciones que le precedieron?

(Publicado en Artículos el 21 de octubre de 2009)

Comentarios

Titulo.:

 

Mensaje.:

 

 

Visitas Hoy.: 1005 :: (6018 Visitas Previstas) :: Total visitas desde 01/01/2009.: 278631

Aviso Legal :: Reglas de Participacion :: Como usa Google tus datos en esta web